11 Astutos Juegos Para Compartir Con Tu Perro

Este es nuestro artículo en Español, click here to read in English

Tu perro está aburrido?

Tu estas aburrido?

Bueno… deja de estar allí sentado y comienza a jugar!

Tenemos una lista de juegos que tú y tu perro sin lugar a dudas amarán! Los juegos que vamos a compartir en este artículo son muy sencillos para comenzar a jugar ahora mismo. Algunos no necesitan ningún tipo de material especial y esto es lo que los convierte en juegos realmente astutos para jugar con tu perro.

Incluso esos juegos que necesitan materiales, los puedes encontrar en la comodidad de tu hogar y no estamos hablando de taladros o destornilladores, queremos hacer esto SIMPLE de tal forma que puedas comenzar a jugar estos juegos HOY MISMO!

Botella plástica con golosinas

Vamos a cumplir con nuestra promesa y comenzaremos a divertirnos juntos compartiendo ideas que puedes comenzar a recrear ahora mismo. Este rompecabezas hecho con una botella es muy sencillo pero muy efectivo.

Toma una botella vacía y coloca algunas golosinas para tu mejor amigo dentro de ella.

Y listo ¡Ya lo tienes!

Tu perro deberá mover y hacer rodar la botella para obtener sus premios. Puedes variar la dificultad de este juego escogiendo botellas con aberturas más anchas o también puedes escoger golosinas más pequeñas. Simplemente trata de encontrar la combinación perfecta.

Debes monitorear muy de cerca y en todo momento esta actividad. No querrás que tu perro termine comiéndose partes de la botella. Si notas que tu perro está tratando de romper la botella, enseñarle cuál es el objetivo del juego y cómo resolverlo.  Mueve la botella con tu mano hasta que el premio caiga de ella. Tu amigo comprenderá enseguida!

Tubos de cartón con golosinas 

Este juego es muy similar al de la Botella Plástica, con la diferencia que en este utilizaremos tubos de cartón reciclados de papel higiénico y/o toallas de papel. Coloca las golosinas en el rollo y luego aprieta para cerrar los bordes. En este rompecabezas tu perro tendrá la opción de rasgar el tubo pero será realmente interesante observar cómo intentara resolverlo. Todos los perros tienen personalidades diferentes. No todos intentarán usar el método de fuerza bruta. 

Esta es una opción más segura si te preocupa que tu perro ingiera pedazos de plástico, sin embargo, siempre debes mantener supervisión de la actividad. No es bueno para la salud de tu perro, ingerir grandes cantidades de cartón. 

Torre de premios

Dog Treat Tower - A stack of plastic bins with a treat placed at every level

Este es el siguiente nivel del juego de la botella. Toma algunos contenedores plásticos para comida, luego coloca el primer premio en el contenedor inferior, luego otro en el siguiente y así sucesivamente hasta que tengas un premio en cada contenedor de la torre.

Tu perro se sentirá atraído por el premio en el contenedor más alto y luego de ello, intentará alcanzar los premios de abajo.

Si quieres incrementar la dificultad del juego, simplemente añade más contenedores.

Nuevamente, asegúrate de mantener supervisión permanente en este juego, porque así como con la botella plástica, no querrás que tu perro ingiera ningún tipo de plástico. 

Enséñale a tu perro a hacer contacto visual

Si crees que es extraño que el entrenamiento para hacer que tu perro sea más obediente se encuentre nuestra lista de juegos, entonces hay algo que no estás haciendo como deberías.

Lamento decirlo de esta forma, pero es verdad.

Entrenar a tu perro DEBE ser divertido tanto para ti como para el. Esto los mantiene realmente involucrados en el entrenamiento.

Si te decimos que vamos a enseñarte a hablar con los animales, ¿acaso no estarías emocionado de aprenderlo? Bueno, de eso se trata el entrenamiento. Tu y tu mascota están definiendo un conjunto de palabras y movimientos en los que ambos estarán de acuerdo en lo que significan.

¿Por dónde puedes comenzar entonces? Haciendo contacto visual. Esto abrirá la puerta a enseñarle cualquier otro comando a tu mejor amigo; pero no se los podrás enseñar si no tienes su atención, verdad?.

Esto también ayuda a captar la atención de tu perro si algo lo está distrayendo.

Comienza colocando un premio en tu frente o cerca a tus ojos y combina esto con un comando verbal. Por ejemplo: “ojos” o “mírame”, pero puedes usar el que funcione mejor para ti.

Eventualmente puedes dejar de usar el premio y usa en lugar de ello una señal con tu mano.

Otro beneficio: hacer contacto visual con tu perro de esta forma, estrechará tu lazo emocional con él.

¿Ves? ¡El entrenamiento es realmente divertido y recompensante!

Enséñale a tu perro más comandos

Ahora que ya tienes su atención con contacto visual, puedes probar nuevos comandos. Recuerda, estas sesiones de entrenamiento deben ser divertidas para los dos. El entrenamiento debe ser siempre como un juego!

Aquí tenemos una lista rápida de comandos para perros que podrían funcionar:

  • Sentado
  • Quieto
  • Ven
  • Acostado
  • Entrenamiento con la correa
  • Sígueme
  • Traelo
  • Arrójalo 

Estos comandos no solo son divertidos de aprender: ellos serán aún más divertidos para incluir en nuevos juegos cuando tu y tu mejor amigo ya han alcanzado un nivel avanzado de comunicación.

Agitar y enfriar

Esto es realmente divertido. Algunos piensan que es cruel, pero no es así porque a través de él le estás enseñando a tu perro una importante habilidad que debe dominar.

Haz que tu perro se emocione mucho. Que salte, esté muy animado y corriendo en círculos. Haz que se emocione tanto como sea posible. Luego, con un tono de voz muy tranquilo, dile que se siente. 

Parece injusto, pero conociendo más acerca de esta habilidad, sabrás que realmente puede mantener a tu perro alejado de serios problemas. Le estás enseñando a tener control sobre sus emociones. 

Además, es parte del juego! No seas duro cuando le digas que se siente. Ríete cuando él no lo entienda de inmediato. Es una experiencia maravillosa de aprendizaje para compartir con tu mejor amigo. 

Una vez se ha sentado, comienza a jugar de nuevo. El lo entendera muy rápido. 

Juego de frio y caliente

Esto desarrollará aún más las habilidades de comunicación de tu perro. Esconde una golosina. Luego, dale una señal para que la encuentre y mientras él trata de encontrarla dile “caliente” o “frío” dependiendo de qué tan cerca está de hallarla. 

Muchos de nosotros ya conocemos este juego. Lo más importante es cambiar tu tono de voz para cada comando y no solo la palabra en sí. Por ejemplo, usa un tono calmado cuando dices “frío” y un tono más agitado cuando dices “caliente”. Los perros pueden entender mucho más fácilmente tu tono de voz que la palabra como tal. Eventualmente, podrás usar un tono neutral, y es allí cuando estarás listo para llevar el juego a otro nivel.

Juego del premio en la cinta

Este juego impulsará a tu perro a mejorar su habilidad de resolución de problemas.

Ata un premio a una cinta o cuerda, luego arroja el premio bajo el sofá o algo similar, y deja la cinta colgando o visible. El objetivo es hacer que tu perro jale la cinta para obtener su premio.

Asegurate que tu perro no se coma la cinta, si esto resulta un problema, puedes intentar amarrar la cinta a un tazón con el premio en el.

Si tu perro logra resolver este juego, ¡dale una gran celebración! se lo merece.

La nariz sabe

Puedes probar diferentes formas de este juego, desde hazlo tú mismo hasta comprar alguna maravilla en la tienda. Pero comenzaremos con algo sencillo.

Toma tres cajas pequeñas o tazones, si así lo prefieres: coloca un premio bajo una de las cajas y motiva a tu perro a olfatear alrededor de ellas. Cuando el adivine la caja correcta, hazle una gran celebración y dale una golosina.

Puedes intentar también decirle que se siente luego que encuentra la caja correcta, y luego de ello celebra nuevamente con él y ofrécele otra recompensa. Esto lo llevará a sentarse cada vez después de encontrar la caja correcta, tal como los perros rastreadores en TV!

Si quieres profundizar aún más, puedes revisar estas alfombrillas para perros. Estas tienen capas de tela distribuidas por todas partes y están hechas específicamente para que los perros encuentren pequeños premios usando solo su nariz. Si tienes talento para la costura, también puedes hacer tu propia alfombrilla.

Jugando a las escondidas

Cuando era un niño, yo jugaba a este juego con mi perro. Yo no sabía muchas cosas acerca del entrenamiento de animales en ese entonces, pero aun así era capaz de enseñarle a Max a jugar esto conmigo y estoy seguro que tú también podrás. 

Yo tomaba una de las cuerdas de juguete favoritas de Max y la arrojaba escalera abajo, y mientras él corría a atraparla, yo corría a esconderme. Max traía la cuerda de regreso al lugar desde donde se la arrojé y después corría a buscarme. Una vez me encontraba, celebrabamos juntos y lo acariciaba a montones, después él me traía su cuerda una vez más, y de nuevo estábamos listos para la siguiente ronda de diversión. 

Ahora que tengo más experiencia, veo otra gran oportunidad de desarrollar habilidades de comunicación en tu perro jugando este juego. Dile a tu perro que se siente y se quede quieto y luego corre a esconderte; una vez estás escondido, llama a tu perro para que salga a encontrarte. Esto parece estar en un nivel más avanzado, pero una vez tu y tu perro han construido su propio lenguaje, fluirá de manera muy natural. 

Haz tu propia carrera de obstáculos para perros

Esto toma algo más de tiempo, pero la diversión vendrá al doble! Esto me hace recordar cuando era un niño y solíamos construir carreras de obstáculos por nuestra cuenta. ¡Ahora puedes compartir esos recuerdos de infancia con tu perro!

Puedes copiar cursos de agilidad oficiales o hacerlo tú mismo. Utiliza materiales que tengas en casa; no es necesario comprar materiales profesionales para un patio de juegos para perros en tu patio trasero, pero no queremos desanimarte. Si quieres rampas, balancines y piscinas de pelotas, ¡adelante! Pero estamos seguros que tu perro te amará de la misma manera si utilizas:

  • Túneles de cajas de cartón
  • Anillos para saltar con hula-hulas
  • Peldaños de agilidad hechos con conos o palos de escoba
  • Pilas de libros para saltar

¡Diviértete con tu perro!

Tu mejor amigo te admira. A él le encanta toda la atención que le prestes. Ten esto en mente cada vez que quieras enseñarle una nueva habilidad. Enseñar y aprender es un juego en sí mismo.

¡Sé paciente y cariñoso a cada momento!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on print